Calle de leeds con luces

Vete donde no te pueda ver

Calle de leeds con luces


Vete lejos. Donde no pueda verte. Vete donde haya que cruzar un mar para tomar un café contigo. Vete a más de una hora de distancia, a más de tres. Es más, cambia de zona horaria, que parezca que alguno de los dos vivimos en el futuro. Vete donde no lleguen mis brazos, donde no pueda sentirte ni hablarte ni pasear contigo. Vete lo más lejos que puedas y enamórate de esa aventura. Hazlo de tal manera, que no quieras volver. Es más, no vuelvas. Vete y ojalá no verte en mucho tiempo. No quiero que a la primera de cambio te rindas y regreses. No mires atrás, márchate.

Sé que nuestras vidas, al principio, serán un caos del que querremos escapar sea como sea y algo nos tirará hacia atrás, pero hoy te pido que no vuelvas, que te marches, que mires lo que tienes delante. Que si no nos vemos, tampoco voy a morirme y tú tampoco. Por eso te digo vete, porque necesitamos vivir nuestras vidas de la manera en que queramos vivirla y si algo nos ata al suelo, es mejor volar, ¿no?

Vete lo más lejos que puedas, donde no pueda verte. Donde no existan días grises en compañía ni confidencias ni los desayunos de los domingos ni los viernes de cena ni esos ataques de risa en alguna madrugada. Vete dónde no esté La Alameda y sus cañas, dónde no haya llegado El Carmen y su salsa. Dónde, si te pierdes, tengas que preguntar a otros por el camino de vuelta a casa.

Vete lejos, donde no pueda verte y seguiré sintiéndote cerca, amigo.

Photo by Liam Seskis on Unsplash

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s