Me quedo contigo

Me quedo contigo y tu forma de abrazarme cuando todo no va tan bien como me gustaría. Contigo, porque sabes llegar, mirarme y descubrir lo que sucede. Porque tú y tu magia sois los únicos capaces de devolverme la sonrisa después de un día gris. Me quedo contigo, porque llegas y me salvas. Todas las veces. Todo el rato.

Aún recuerdo el día que nos conocimos, yo no te esperaba y tú estabas deseando que sucediera. Lo cierto es que no fue sencillo llegar a encontrarnos. A veces, lo que nos hace bien, solo tarda un poco más en llegar, pero llega. Así que a ti, que hoy me estás leyendo, te pido que tengas paciencia.

Ya sé que a veces nos enfadamos, yo contigo más que tú conmigo. Tú pocas veces te enfadas, la verdad, solo cuando no te escucho y me alejo y no me sientes y no nos miramos. En cambio, yo contigo, lo hago a menudo y es entonces cuando te juzgo, te menosprecio, te rechazo y me alejo. Sin embargo, tú siempre me esperas con una sonrisa, un “no te preocupes” y los brazos abiertos, por eso siempre me quedo contigo, porque sabes cuándo necesito un abrazo y me lo das. He de agradecerte tu capacidad para perdonarme.

Quiero decirte que me gusta cuando todo está en calma y nos sentimos conectados, bien juntos, fuertemente unidos, porque son en esos momentos en los que me siento más yo que nunca, cuando verdaderamente siento mi esencia, quién soy. Y esto pasa, porque eres tú y no otro quién está en mí, bien dentro, siendo uno a la vez. Porque eres cómplice en mi camino y te veo asomado a mis ojos cada vez que me miro al espejo.

Sí, lo sé, tal vez resulte raro que le esté escribiendo este texto a una parte de mí como si esa parte fuese otra persona, pero hay veces que así lo siento. Hay ocasiones en las que me siento muy, muy, pero que muy lejos y otras en las que siento el calor de un niño, yo mismo, que elige no crecer. Por eso me quedo contigo, porque me haces cosquillas sin tocarme, porque me recuerdas todo el rato quién soy, porque me devuelves a la infancia y disfruto de la inocencia, seguridad y confianza. Porque en noche de tormentas, eres (soy) el faro que me guía.


Photo by Joshua Earle on Unsplash
Anuncios

Un comentario en “Me quedo contigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s