Niño, mapa, recalculando ruta

Cómo conseguir redirigir tu vida

A veces pasa, que llegas a un punto en el que da igual hacia dónde mires, te sientes perdido.

No te agobies, no solo te pasa a ti.

Todos, en algún momento de nuestra vida, nos hemos planteado una ruta que nos iba a llevar hacia esa vida con la que hemos soñado desde pequeños, sin embargo, es común que no todo salga tal y cómo tenías planeado. Es ahí cuando la vida te pide que recuerdes tu “para qué”.

¿Qué es un “para qué”?

Un “para qué” es un motivo que está por encima de nosotros mismos, es la razón por la que empezaste a buscar trabajo, comenzaste esa dieta, decidiste lanzarte a conquistar a esa persona, etc. Cuando tienes claro ese “para qué”, ese propósito, aparecen fuerzas inesperadas y capacidades que no sabías que tenías y que te apoyan a continuar dando lo mejor de ti para que ese resultado que esperas, se dé.

Encontrar y definir ese propósito es esencial pues es la piedra angular de la motivación. Hay dos motivos principales para definir y tener claro ese “para qué”, son: Energía y Enfoque.

  • La Energía: No importa que tengas todos los conocimientos del mundo sobre diversos temas, si tu “para qué” no está bien claro y definido, no encontrarás la pasión necesaria para recorrer la ruta que te lleve hacia esa vida que sueñas.

  • El Enfoque: Además del “para qué”, es importante tener claro el destino. No vale con tener una vaga idea de lo que quieres, si ese destino no está definido, no podrás trazar tu ruta. Tienes que verla en tu mente, redactar esa idea, sentirla como si ya la hubieses logrado. La clara definición de los resultados que deseamos alcanzar es fundamental para crear nuestro PLAN DE ACCIÓN (de esto hablaremos en otro post).

“Las razones son primero, el cómo viene después.”

Javier Iridondo.

Como dije al principio del post, no eres la única persona a la que le sucede eso de sentirse perdida, agobiada, sin rumbo, etc. Incluso yo he pasado por ahí.

Mi experiencia con este sentimiento tuvo lugar hace un año. Durante ese periodo no dejaba de hacerme preguntas que no obtenían respuestas o esas respuestas creía/pensaba que no eran las que necesitaba. Esas preguntas eran las cadenas que me mantenían esclavo de una vida mediocre, una vida parada en el “cómo”… “¿Cómo voy a ir a ese concierto?” “¿Cómo voy a pagar ese curso?” “¿Cómo haré para conseguir esto que tanto quiero?” Hasta que decidí saltar y soltar y encontré mi “para qué”. Ese propósito de vida consiguió transformarme en una persona conectada con sus sueños y una visión grande y clara, por lo menos por un tiempo.

Hace poco volví a pasar por ese sentimiento de nuevo, pero esta vez tenía un propósito, algo a lo que agarrarme si me caía y lo agarraré y de ahí nació “Recalculando Ruta”, por eso es importante estar conectado con el “para qué”. Con este blog quiero apoyarte en esa búsqueda de inspiración para crear un sueño potente e ir a por él. Mi misión es hacerte pensar y reflexionar sobre diversos campos de tu vida.

Un abrazo y sigue soñando.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s